NUEVOS USOS PARA VIEJAS DROGAS

Actualizado  21 enero, 2020

En la base MEDLINE se hallan revisiones que apuntan hacia la posibilidad de utilizar drogas para otros fines que no fueron en principio los originales.  Teniendo en cuenta los mayores requerimientos por medicamentos debido al cambio demográfico y a las demandas insatisfechas de  ellos por gran parte de la población mundial, el costo de las drogas es el único factor que puede ser modificado a corto o mediano plazo.  Utilizando diferentes técnicas computacionales se  señalan 230 drogas no oncológicas con licencias que demuestran actividad antitumoral en estudios in vitro. También se han identificado 173 drogas con actividad antiepiléptica in vitro que fueron diseñadas para otros fines. Recordemos que un tercio de las epilepsias son refractarias.

Otro ejemplo es el del propanolol para el hemangioma infantil y como droga antitumoral, como por ejemplo con el angiosarcoma y el topiramato en la prevención de la migraña. También se han identificado al haloperidol, diazepam y la hidroxicina como candidatos para el tratamiento de la enfermedad de Crohn y  la colitis ulcerosa.

Como estas drogas están siendo probadas para otros usos, la posibilidad de ser empleadas para otros fines se facilita por la disminución en los costos  de los estudios básicos ya realizados.  Sin embargo, un problema básico en estos proyectos sería el financiamiento de estos estudios ya que son drogas genéricas y no habría tanto interés por la industria farmacológica en desarrollarlas o las dificultades en obtener los permisos para su utilización en otras enfermedades.

Hosomi K, Fujimoto M, Ushio K. An integrative approach using real-world data to identify alternative therapeutic uses of existing drugs. PLoS One 2018; 13: e0204648. Published online 2018 Oct 9. doi: 10.1371/journal.pone.0204648

Pantziarka P, Pirmohamed M,  Mirza N. New uses for old drugs. BMJ 2018;361:k2701 doi: 10.1136/bmj.k2701 (Published 26 June 2018)