CÉLULAS VIVAS LUEGO DE LA MUERTE

Actualizado 22 marzo, 2018

Un artículo publicado en Open Biology presenta resultados que indican que después de la muerte de un individuo- en este caso ratones y peces- persisten por muchos días células vivas. Han encontrado que la abundancia relativa de mRNA de 1063 genes se incrementan luego de la muerte. Entre ellos factores relacionados a inflamación, apoptosis, transporte, regulación epigenética y cáncer. Los investigadores citan además datos que señalan que numerosos tipos de células de la sangre viven luego de 2.5 días de fallecido el individuo, células musculares por 14-17 días y los fibroblastos pueden ser cultivados luego de 41-160 días de muerto el animal. Se sugiere que estos transcriptos son necesarios para el proceso de desintegración que ocurre luego de la muerte - un proceso dependiente del tiempo-  aunque no descartan que también sean una respuesta reparadora para evitar la muerte. Falta explorar si estas diferencias son comparables a las que ocurren en los seres humanos. En cuyo caso estos datos podrían explicar porque luego de un trasplante hepático aumenta el riesgo de padecer cáncer o porque lo mismo puede ocurrir cuando se trasplantan órganos de gente joven fallecida en accidentes.

Pozhitkov AE, Neme R, Domazet-Lošo T, et al. Tracing the dynamics of gene transcripts after organismal death. Open Biol 2017 Jan;7(1). pii: 160267. doi: 10.1098/rsob.160267.