Volumen 70 - N. 1  imagen

LA TAPA
El globo aerostático Zenith
Figura 88 del libro J. S. Haldane y J. G. Priestley Respiration, 2nd. Edition. Oxford: Clarendon Press, 1935. “Sivel, Tissandier y Crocé-Spinelli en la barquilla del Zenith.
Sivel se prepara a cortar las cuerdas de las bolsas de balasto a 300 mm [de Hg] de presión barométrica. Crocé-Spinelli con el dispositivo burbujeador para respirar oxígeno en la mano. Tissandier leyendo el barómetro. Las bolsas de oxígeno se ven arriba de la barquilla, el aspirador reversible está fijado a la barquilla”. El 16 de abril de 1875 Joseph Crocé-Spinelli, Théodore Sivel y Gaston Tissandier ascendieron desde París en el globo aerostático Zenith para estudiar los efectos fisiológicos de la reducción de la presión parcial de oxígeno en las grandes alturas. Llegaron hasta los 8 600 m de altura, en el intento murieron Crocé-Spinelli y Sivel. Los síntomas de anoxemia aparecieron cuando el barómetro marcaba 320 mm, a los 7 000 m de altura; el globo no ascendía más y acordaron arrojar tres bolsas de balasto, al poco tiempo el único sobreviviente, Tissandier, perdió la conciencia. Cuando el globo descendió, y Tissandier recuperó del todo la conciencia, sus compañeros estaban muertos. Dicen Haldane y Priestley: “Este trágico suceso reveló de manera clara el insidioso comienzo de la peligrosa anoxemia, y la absoluta necesidad de tomar medidas más eficientes para precaverse de la misma en las grandes alturas”
(Chapter X, p 297-326). El relato de Tissandier puede leerse en: www.globuik/info/sciences/spip.php?article101; consultado el 19/11/09.

©2018 Medicina Buenos Aires - Combatientes de Malvinas 3150 C1427ARO - Buenos Aires.
Diseño web OUI DESIGN